Bio-informática

Durante los años 90, el ambicioso proyecto internacional del génoma humano tenía como objetivo determinar la secuencia de bases que componen el ADN y de cartografiar sus genes de manera física y funcional. La iniciativa se completó con éxito en abril de 2003. Este trabajo ha ayudado a los investigadores a desarrollar de manera racional nuevos medicamentos y ha tenido un impacto espectacular particularmente en la investigación sobre el cáncer. A partir de este logro, la capacidad de analizar y de trabajar con el genoma ha aumentado de manera exponencial hasta el punto de convertirse en un método casi rutinario. La cantidad y la complejidad de los datos generados durante estos estudios suponen un gran problema a la hora de manipularlos, y desde la aparición de la nueva generación de secuenciadores estos problemas se han vuelto omnipresentes.

Todos los programas del SIRIC BRIO contienen una dimensión de investigación genética. La puesta en marcha de una estructura capaz de facilitar el análisis y la gestión de estos datos es por lo tanto esencial.

Todos los programas del SIRIC BRIO contienen una dimensión de investigación genética. La puesta en marcha de una estructura capaz de facilitar el análisis y la gestión de estos datos es por lo tanto esencial.

La investigación bioinformática aborda los problemas de almacenamiento y de análisis de datos genéticos y más particularmente:

  • el desarrollo de instrumentos que permiten el acceso, la utilización y la gestión de datos de secuenciación.
  • el desarrollo de nuevos métodos matemáticos para entender y analizar conjuntos de datos.

La bioinformática es particularmente importante para el desarrollo de la medicina personalizada y para determinar la respuesta de los pacientes a terapias determinadas, dos temas centrales de los programas de investigación BRIO.

BRIO busca poner en marcha una estructura dedicada a la bioinformática oncológica alrededor de plataformas excelentes y unidades de investigación bioinformática en Burdeos el centro de bioinformatique de Burdeos (CBIB) y el laboratorio bordelés de investigación informática (LABRI). Además, BRIO ha empleado un especialista en bioinformática, como recurso dedicado a la gestión y apoyo de proyectos de investigación oncológica.

BRIO busca poner en marcha una estructura dedicada a la bioinformática oncológica alrededor de plataformas excelentes y unidades de investigación bioinformática en Burdeos el centro de bioinformatique de Burdeos (CBIB) y el laboratorio bordelés de investigación informática (LABRI). Además, BRIO ha empleado un especialista en bioinformática, como recurso dedicado a la gestión y apoyo de proyectos de investigación oncológica.